Trump dice creer que no es contagioso, está listo para hacer campaña

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aún confinado en la Casa Blanca, donde está siendo tratado por COVID-19, dijo el jueves que cree que no es contagioso y se siente lo suficientemente bien como para reanudar los mítines, mientras intenta revigorizar su debilitada campaña de reelección.

“Estoy de vuelta porque soy un espécimen físico perfecto”, dijo Trump a Maria Bartiromo en Fox Business Network, en su primera entrevista desde que reveló hace casi una semana que dio positivo por coronavirus.

La aseveración de Trump de que ya no es contagioso no ha sido respaldada aún por evidencias sólidas de sus doctores. La Casa Blanca se ha negado a decir cuándo fue su último test negativo y, por tanto, no está claro desde cuándo es positivo.

El mandatario republicano está bajo presión para volver a hacer campaña activa e intentar inyectar nueva energía en sus aspiraciones de reelección, ya que se encuentra por debajo en los sondeos de opinión en los estados clave a menos de cuatro semanas de la elección presidencial.

Trump rechazó un anuncio de la Comisión de Debates Presidenciales para que el segundo cara a cara se celebre el 15 de octubre con un formato virtual, con los candidatos en localizaciones remotas. La iniciativa busca garantizar la celebración del debate esté Trump o no libre del virus.

“Me siento bien, muy bien”, dijo Trump, que pasó tres noches bajo tratamiento en un hospital militar a las afueras de Washington hasta su alta el lunes. Trump afirmó que había dejado de tomar “la mayoría de las terapias” contra el virus, pero que seguía recibiendo esteroides.

En medio de despidos en sectores clave que están aumentando las dudas sobre la frágil recuperación económica, Trump dijo que suspendió las negociaciones con el Congreso sobre una nueva ronda de estímulo porque no iban a ninguna parte.

No obstante, el jueves afirmó que hay algunas discusiones en marcha con los demócratas sobre un aumento del apoyo a las aerolíneas y la entrega a las personas de cheques de estímulo por 1.200 dólares.