Sector fintech agiliza proceso de cobros y financiamiento para pymes en México

El cese parcial en la actividad económica derivado de la pandemia de Covid-19 golpeó de manera especial a las pequeñas y medianas empresas (pymes) mexicanas. En sentido inverso, el levantamiento gradual de la cuarentena ofrece una oportunidad para el resurgimiento de estas empresas. En este contexto, son cada vez más las plataformas fintech que han surgido como alternativa a la banca tradicional para la provisión de servicios financieros accesibles a las pymes.

Según el INEGI y la Secretaría de Economía, las pymes generan el 72% de los empleos y el 52% de la producción nacional. No obstante, y pese a su importancia, durante 2020 cerraron el 20,8% de las 4.9 millones de las que existían, mientras que sólo se crearon 619 mil nuevos negocios. Aunado a lo anterior, para agosto de 2020 solo el 5.9% de las empresas declaró haber recibido apoyos gubernamentales.

Es en esta nueva oportunidad para la generación de nuevos negocios en el contexto post-pandémico que Flexio, una nueva fintech con partnership de VISA, anunció su lanzamiento en México. Esta plataforma está especializada en la automatización de cobros y pagos para pymes y busca facilitar a las empresas la gestión de su flujo de caja.

Nathan Schorr, CEO & cofundador de Flexio, afirmó para NotiPress que el objetivo de la fintech es «ser el socio estratégico de las PYMEs y emprendedores. Ayudarlos a gestionar su flujo de efectivo de manera rápida, simple y segura, automatizando sus procesos de cobranza y pago a proveedores». Ello, adiciona, permite que no se vean obligadas a interrumpir su operación pese al distanciamiento impuesto por la pandemia.

En la plataforma, los usuarios podrán cobrar y pagar a proveedores y colaboradores offline y online con el mismo flujo de efectivo de forma fácil, simple y transparente. Además, podrán programar los vencimientos para que luego se envíen las notificaciones de cobro de forma automática a sus clientes. Otra de las ventajas de la automatización, de acuerdo con Schorr, es el ahorro de entre 8 y 19 horas semanales, tiempo que se pierde en sistemas de facturación manual.

Aunado lo anterior, los administradores de la nueva fintech señalaron el objetivo de posicionarse como una plataforma para alentar la inclusión financiera, en un país en el que sólo el 47% tiene una cuenta bancaria. En este sentido Flexio, que en los últimos cuatro meses multiplicó por diez el número de usuarios, funciona con un diseño low tech. Esto permite operarla desde cualquier dispositivo sin necesidad de contar con gran conexión o recursos computacionales.

Otra plataforma ofreciendo impulso a las pymes en la forma de servicios financieros novedosos es Mundi, dedicada a la exportación y factoraje con enfoque a las pymes. A su vez, organizaciones cuya importancia también ha crecido son las Sociedades de Financiamiento de Objeto Múltiple. Estas últimas representan el 57% de los intermediarios del país y brindan liquidez inmediata para ayudar en los gastos cotidianos de las pymes.

Más allá de las pymes, la crisis económica modificó enormemente los mercados financieros, obligando a sus instituciones tradicionales a replantear prioridades. Durante la pandemia estas fueron reticentes a la emisión de créditos, pese a que una encuesta conducida por Serfimex México declaró que 30.2% de las empresas requirieron uno durante 2020. Las plataformas fintech, con una cartera creciente de servicios financieros, se posicionan como una alternativa para la creación de nuevos negocios en la nueva normalidad.