Se mantiene semáforo rojo en la CDMX

La Ciudad de México, el Estado de México y Guanajuato se mantendrán en semáforo rojo al menos hasta el 17 de enero ante los altos niveles de ocupación hospitalaria que enfrentan las entidades por casos de COVID-19.

La jefa de gobierno Claudia Sheinbaum indicó que la suspensión de actividades económicas y el llamado a la población para quedarse en casa se extenderán ante la alta ocupación de los hospitales.

“Como saben la ciudad está en semáforo rojo y se mantiene con las mismas medida todavía, con las mismas restricciones”, informó la jefa de Gobierno este viernes en videoconferencia de prensa.

De acuerdo con el informe diario publicado por el Gobierno capitalino, hasta este 8 de enero se registraron 6,681 personas hospitalizadas por esta enfermedad, 5,007 en camas de hospitalización general y 1,674 pacientes graves en camas con intubación.

Esto muestra que las proyecciones de un escenario medio fueron superadas, pues mientras se esperaba alcanzar 8,907 personas hospitalizadas en todo el Valle de México al 6 de enero para después ver una reducción en la ocupación hospitalaria, la cifra actual es de 9,212 pacientes. Bajo el escenario alto, el punto de inflexión se alcanzaría el próximo 11 de enero con 9,512 pacientes en los hospitales de la Zona Metropolitana del Valle de México, muy cerca del límite de la capacidad hospitalaria.

Entre las medidas que se mantienen durante el semáforo rojo está la suspensión de las actividades consideradas no esenciales, lo que implica el cierre de centros comerciales, tiendas departamentales, cines, teatros y otros negocios.

Mientras los restaurantes y pequeños comercios de comida sólo podrán dar servicio para llevar o de entrega a domicilio y en los tianguis sólo se permitirá la venta de alimentos como frutas, verduras y carnes, así como alimentos preparados para llevar.

El gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, informó a su vez en un video que aunque el esfuerzo del gobierno y sociedad está funcionando, aún se tiene una gran demanda de pacientes que requieren de hospitalización.

Del Mazo informó que la ocupación hospitalaria registrada al día de hoy es del 83%, por lo que dijo, se sigue trabajando en la reconversión de hospitales.

«Estamos avanzando pero nos falta disminuir el número de contagios; estamos en semáforo rojo y la siguiente semana continuaremos en semáforo rojo por lo que es necesario seguir guardando las medidas preventivas, vamos a mantener las restricciones las próxima semana con el ánimo de que pronto podamos retomar las actividades», dijo.

El gobernador resaltó que pese a las implicaciones que tienen estas medidas en la economía de las familias se debe priorizar la salud y la vida de todos.