Se iniciará vacunación contra COVID-19 de forma simultánea en México

La vacunación simultánea contra COVID-19 en las 32 entidades federativas del país para personal sanitario que atiende pacientes con esta enfermedad se iniciará este 13 de enero. Paulatinamente se irá cubriendo a toda la población, dijo el subsecretario de Prevención y Promoción de la salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

Con el arribo del nuevo embarque con 439 mil 725 dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech de este 12 de enero, el plan de vacunación se desplegará en más de 850 hospitales COVID-19 civiles y militares, lo que permitirá el avance acelerado en la inmunización, con el apoyo de mil brigadas, cada una de ellas conformada por 12 personas de distintas instituciones, entre ellas, dos profesionales de la salud que aplicarán la vacuna.

El subsecretario confió en que al 31 de enero todo el personal de salud de la primera línea de atención haya recibido la primera dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech, para dar paso a las siguientes fases del plan que beneficiarán, en principio, a personas adultas mayores y con comorbilidades, comenzando por quienes viven en zonas rurales dispersas, seguido de las urbanas de pequeño y mediano tamaño y finalmente las metropolitanas.

La vacunación será universal, voluntaria y gratuita, detalló, por lo que recomendó a la población que se inocule cuando sea su momento, porque es un mecanismo eficaz de protección y reduce el riesgo de desarrollar la enfermedad COVID-19.

López- Gatell Ramírez dijo que el orden de aplicación de la vacuna en las distintas entidades federativas depende de criterios que tienen que ver con la dinámica de la epidemia, el número de casos y la cantidad de población a vacunar.

El personal que trabaja en unidades privadas COVID-19 tiene la misma prioridad que quienes laboran en unidades públicas. Por ello, la Asociación de Hospitales Privados y el Consorcio Mexicano de Hospitales Privados están integrando las listas del personal de salud que está en atención directa de la enfermedad.

Asimismo, no se ha interrumpido la atención de personas que requieren servicios médicos, como lo establece la Guía de continuidad para garantizar los servicios en las unidades médicas de la Administración Pública Federal en la nueva normalidad, para lo cual se reorganizaron los servicios, se anticipó la dotación de medicamentos para suministro a las y los pacientes y la reprogramación de cirugías en padecimientos de lenta evolución.