México sufrió desplome histórico del turismo internacional en 2020

De acuerdo con los resultados de las Encuestas de Viajeros Internacionales realizadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), México registró un desplome histórico de turismo internacional en 2020. En este sentido, el país latinoamericano había establecido máximos históricos durante siete años consecutivos, es decir, entre 2013 y 2019, hasta la entrada de la pandemia de Covid-19.

El país captó 11 mil 25 millones de dólares -alrededor de 236 mil 962 millones de pesos- por el gasto que efectuaron los turistas extranjeros durante su desplazamiento y estancia en 2020. Bajo esta línea, se trata del menor ingreso de divisas turísticas desde los últimos 16 años -2004-, cuando registraron 10 mil 796 millones de dólares.

La derrama económica del turismo extranjero en México durante 2020 equivale a menos de la mitad -55%- que en 2019, traduciéndose en la caída más profunda de los últimos 40 años. Desde 1980, primer año con cifras disponibles, no se registraba un colapso de tal magnitud; este desplome fue más profundo que los 11 mil 286 millones de dólares esperados por la Secretaría de Turismo (Sectur).

Según los datos del Inegi, los turistas que más gastan dinero son los que llegan en avión, con un desembolso aproximado de 8 mil 301 millones de dólares. La mayoría arribó de Estados Unidos y Canadá; en este sentido, Cancún, Puerto Vallarta, Los Cabos y Ciudad de México son los destinos favoritos de los norteamericanos.

Inegi revela, México recibió 24 millones 316 mil turistas internacionales en 2020, un derrumbe económico de 46 por ciento relacionado a 2019. No obstante, el titular de la Sectur, Miguel Torruco, calcula, México pasaría del séptimo al tercer lugar mundial en llegada de turistas internacionales en 2020, solo detrás de Italia y Francia.

Torruco reconoció, el turismo en México tuvo en 2020 su peor año desde la Segunda Guerra Mundial y estima, aún en el mejor de los escenarios no podrá recuperar ganancias durante 2021. De cara a 2021, se proyecta la llegada de 30.4 millones de turistas internacionales, una reducción del 32 por ciento frente a 2019.