México negocia con Estados Unidos estrategia de vacunación para migrantes

El gobierno de México puso en marcha una estrategia en función de garantizar que los migrantes mexicanos residentes en Estados Unidos puedan acceder a la vacuna contra al Covid-19. En este sentido, el gobierno mexicano, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) indicó, se espera que los migrantes puedan tener acceso a la vacuna sin importar su estatus migratorio.

Dicha estrategia incluye prestar instalaciones consulares de México en Estados Unidos en algunas de las ciudades estadounidenses con más población migrante mexicana. Esto, según la SER, facilitará la gestión de centros de vacunación masiva de mexicanos en Estados Unidos; asimismo, se está trabajando para que el personal consular sea vacunado también.

Por otro lado, en el consulado de Chicago, Illinois, se negocia con autoridades locales que sus instalaciones se conviertan en centros de vacunación para migrantes mexicanos. Asimismo, en Atlanta, Georgia se espera operar una clínica móvil durante la etapa 1B, que incluye a trabajadores esenciales de sectores críticos no relacionados con la salud. A este sector pertenece gran parte de la comunidad mexicana en tal estado y, en general, en Estados Unidos.

De igual forma, en Orlando, Florida se logró conseguir que el consulado opere como centro alterno, así como Yuma, Arizona, donde se busca acceder a la vacuna con la matrícula consular. En Arkansas, Oklahoma y Tennessee, la cancillería mexicana ya está en contacto con las autoridades sanitarias locales para facilitar la vacuna a migrantes mexicanos.

No obstante, el gobernador de Nebraska, Pete Ricketts afirmó, los «indocumentados» no serán elegibles para la aplicación de la vacuna. Bajo esta línea, la cancillería mexicana confirmó, se está hablando con los representantes de salud de los principales condados en función de trabajar con las necesidades y preocupaciones en materia de salud de los trabajadores esenciales.

Uno de los miedos que disuaden a los migrantes mexicanos de entrar al plan de vacunación es la necesidad de intercambiar datos. Esto debido a que la información proporcionada pueda ser compartida con agencias federales, derivando en su deportación. California y Nueva York son las entidades donde más migrantes mexicanos han muerto por la Covid-19, con 887 y 809, respectivamente.

Marcelo Ebrard, canciller de México afirmó el 13 de enero, invocará al capítulo laboral del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) para que los trabajadores migrantes reciban la vacuna contra Covid-19. «¿Es un derecho laboral la vacuna? No, pero sí es un derecho establecido que el trabajador no debe estar expuesto al contagio», indicó el canciller. «Es una obligación del gobierno de Estados Unidos pactada en un tratado internacional vigente», añadió Ebrard tras asegurar que los trabajadores migrantes deberán recibir la vacuna sin importar su situación migratoria.