Las esperanzas de Trump se desvanecen mientras Biden avanza con la formación del gabinete

Los cada vez más tenues esfuerzos del presidente de EEUU Donald Trump para revertir su derrota electoral ante el presidente electo Joe Biden podría recibir un golpe mortal el lunes, mientras Biden está centrado en la tarea de construir su gabinete.

Michigan está listo para certificar sus resultados el lunes, y Pensilvania probablemente se acerque un paso más a hacerlo.

Trump perdió en ambos estados pendulares en las elecciones del 3 de noviembre, pero se ha negado a conceder la derrota y, en su lugar, ha iniciado una batalla legal para anular los resultados allí y en otros estados de todo el país donde los comicios fueron reñidos.

Las esperanzas de Trump de evitar que el demócrata Biden asuma el cargo el 20 de enero probablemente quedarán sentenciadas si Michigan y Pensilvania certifican sus resultados, confirmando a Biden como el ganador de un total de 36 votos electorales. Biden ganó 306 votos electorales, 36 por encima del umbral de los 270 necesarios para entrar en la Casa Blanca.

Sigue sin estar claro si el proceso en Michigan funcionará como dicta la ley estatal. El consejo de escrutinio de Michigan, que está dividido en partes iguales entre dos demócratas y dos republicanos, se reunirá el lunes para decidir si se certifican los resultados.

Biden derrotó a Trump en Michigan por más de 150.000 votos, y el consejo está obligado por ley a validar el recuento.

Pero un miembro republicano del consejo, Norman Shinkle, ha sugerido en recientes entrevistas con los medios de comunicación que está a favor de retrasar la certificación debido a irregularidades técnicas. Las autoridades de un condado observaron irregularidades que pueden haber afectado a unos pocos cientos de votos, y la campaña de Trump ha sugerido que la situación apunta a un fraude generalizado.

Un punto muerto en el avance de la certificación probablemente llevaría el asunto a los tribunales estatales de apelación, donde se pediría una orden para obligar al consejo a cumplir su función. Si los miembros se negaran, la gobernadora Gretchen Whitmer, demócrata, tiene la autoridad para reemplazarlos.

El lunes es también la fecha límite en Pensilvania para que los condados reporten sus cuentas certificadas a la secretaria de Estado Kathy Boockvar, demócrata. Boockvar probablemente certificará los resultados en nombre del estado en cuestión de días. Biden ganó en Pensilvania por más de 80.000 votos.

La presión de Trump para retrasar la certificación en varios estados ha fracasado, más recientemente el sábado, cuando un juez federal de Pensilvania desestimó una demanda de la campaña de Trump, diciendo que no estaba en el poder del tribunal violar la Constitución.