Estos materiales y estilo recomiendan los científicos para los cubrebocas de tela

Para protegerse durante la pandemia de Covid-19, los cubrebocas han sido parte esencial y se recomienda su uso para disminuir el riesgo de contagio. Sin embargo, debido a las múltiples opciones, existe la preocupación por la eficiencia de estas, particularmente en los cubrebocas de tela. Por esto, investigadores de la Universidad de Columbia Británica probaron cubrebocas de diferentes estilos y 41 tipos de tela y determinaron que, un cubrebocas de tela de tres capas con un buen ajuste, puede filtrar eficazmente las partículas de la Covid-19.

De acuerdo a los investigadores, la combinación óptima consta de dos capas de algodón para acolchar de bajo número de hilos, más un filtro hecho con una toallita seca para bebés. Según su estudio publicado en la revista científica Aerosol Science and Technology, esta combinación resultó tan eficaz como un cubrebocas comercial no quirúrgico para detener las partículas y permitir la respiración.

Con esta combinación óptima se consigue una filtración de hasta el 80% de las partículas de 3 micrones y más del 90% de las partículas de 10 micrones, reportan los investigadores. Aunque el virus SARS-CoV-2 mide apenas 0.1 micrones, suele ir sujeto de partículas más grandes, como aquellas producidas con la respiración, al hablar o al toser. Ya que estas se encuentran en el rango de los micrones, y no en el de los submicrones, el nivel de protección de estos cubrebocas es suficiente, aseguran.

En particular, los investigadores recomiendan usar algodón de punto doble, algodón para acolchar, nylon de punto o satén de poliéster para la capa exterior. Para la capa interior más cercana a la piel, recomiendan algodón de punto doble, algodón para acolchado o seda de tejido simple. Como filtro y capa intermedia recomiendan utilizar toallitas para bebé secas, ya que típicamente se fabrican de propileno spunlace o spunbond, similar al propileno de los cubrebocas médicos y respiradores N95.

Además, los investigadores hacen énfasis en el sellado del cubrebocas, siendo crítico para garantizar la efectividad de su uso. Los investigadores señalan que las tasas de fuga más altas se encuentran alrededor de la nariz, la barbilla y las mejillas y reportan, las máscaras de estilo plisado tienden a tener más fugas. Incluso un cubrebocas N95 no proveerá de protección suficiente si se coloca de forma incorrecta en el rostro, advierten.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lleva tiempo recomendando utilizar tres capas en la fabricación de cubrebocas no médicos. Sin embargo, en la mayoría de los casos se desconoce la eficiencia de filtración de los distintos cubrebocas de tela a la venta, así como su resistencia al flujo de aire y al agua. No obstante, con esta investigación, se tiene más clara la eficacia de los materiales utilizados en la manufactura de los cubrebocas de tela.

Ante la preocupación creciente por un mayor nivel de contagio de las nuevas variantes del SARS-CoV-2, tener la certeza del nivel de eficiencia de un cubrebocas es de gran utilidad. Ante esta preocupación, distintos medios de información estadounidenses señalan que el el doctor Anthony Fauci y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) analizan la posibilidad de recomendar el uso simultáneo de dos cubrebocas. Aunque señala, aún no tienen los datos necesarios para emitir una recomendación formal al respecto.

Sin embargo, utilizar un cubrebocas no es suficiente para detener la transmisión de Covid-19, si no se mantiene la sana distancia. Un estudio, publicado en Physics of Fluids a finales de 2020, encontró, al probar cinco materiales diferentes utilizados para hacer cubrebocas, que cada material redujo drásticamente la cantidad de gotas esparcidas. No obstante, a distancias de menos de 1.8 metros, atravesaron suficientes gotas como para causar una enfermedad potencialmente.

Indudablemente la pandemia de Covid-19 continúa activa alrededor del mundo y se necesitan mantener los esfuerzos de prevención para mantenerse a salvo del virus. En el caso de los cubrebocas de tela, la ciencia afortunadamente es capaz de recomendar los mejores materiales y estilos que brindarán una mejor protección. De esta forma, se puede procurar la fabricación segura de estos utensilios de prevención contra la Covid-19.