Estado Islámico se adjudica autoría de ataque terrorista en Viena

El Estado Islámico (EI) se adjudicó la autoría del ataque terrorista perpetuado la noche del lunes 2 de noviembre de 2020 en Viena, Austria, donde al menos cuatro personas murieron, entre ellas, el autor del ataque, además de que 22 resultaron heridas. Por medio de un comunicado difundido a través del servicio de mensajería Telegram, la agrupación terrorista señaló a «un soldado del califato» como el autor de los hechos, donde se indicó el uso de «un arma automática, pistola y un cuchillo».

Dicho multihomicidio sucede luego de una ola de violencia terrorista en el mundo. El 29 de octubre de 2020, murieron tres personas en Niza, en un acto que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, acusó de «ataque terrorista islamista». El 16 de octubre de 2020, dos semanas antes, el profesor Samuel Paty de «libertad de expresión» fue decapitado cerca de París luego de haber mostrado caricaturas de Mahoma durante una de sus clases. El mismo 2 de noviembre de 2020, al menos 19 murieron a raíz de una serie de disparos durante cinco horas en una universidad de Kabul, en Afganistán. El mismo fue condenado enérgicamente por la oficina presidencial del país asiático.

Te recomendamos: Temporada de invierno y Covid-19 exacerban enfermedades como la EPOC y el asma

Aunado al primer emitido por Telegram, la agencia de noticias Amaq (ligada al EI), difundió una fotografía del presunto autor de las percusiones y detalló cómo «mató e hirió al menos a 30 personas» entre las que se encontraban «un oficial y miembros de policía, antes de que la policía matara al autor del ataque en la misma noche con las balas de la Policía austriaca». La misma agencia publicó un corto video donde aparece el «soldado del califato» jurando lealtad al líder del grupo terrorista, Abu Ibrahim al Hachemi al Quarachi.

Karl Nehammer, ministro del Interior de Austria, por su parte, señaló dentro de los fallecidos a un agente de seguridad y agregó: «El terrorista asesinado usó un arma de cañón largo y portaba un falso cinturón de explosivos adherido a su cuerpo.» Según el ministro, el asesino se llamaba Kujtim Fejzulai y tenía la doble nacionalidad de Austria y Macedonia. Había estado en la cárcel durante 2019 y salió de la misma antes de cumplir su condena.

«El atacante era un simpatizante de la organización terrorista DEASH (célula que pertenece al EI). Actualmente se está llevando a cabo una intensa investigación sobre el atacante», declaró. Ante los hechos, el servicio de inteligencia MI5, anunció en su sitio web que el Reino Unido había pasado de «sustancial» a «severo» el nivel de alerta ante un ataque terrorista, hecho que indica una creciente amenaza de violencia en Europa por parte de grupos extremistas.