Cuáles son los riesgos de jugar videojuegos en línea, especialmente menores de edad

Según la Policía Cibernética de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de México, los usuarios de videojuegos en línea corren más riesgo de sufrir extorsiones, acoso y bullying, especialmente los menores de edad, pues la principal característica de este modo de juego es que se puede interactuar con diferentes participantes, aún sin conocerlos, a través de mensajes o conversaciones de voz.

Free Fire, Call of Duty, PUBG y Fortnite son algunos de los videojuegos online que han sabido ganarse a la audiencia joven a raíz del confinamiento por la pandemia de Covid-19. No obstante, la policía cibernética detalló, recibe poco más de 10 reportes semanales de perfiles, mensajes o páginas web con contenidos de incidentes sexuales en contra de menores de edad; los cibercriminales buscan intercambios de recompensas como monedas digitales, premios, atuendos y accesorios para los «avatares» en función de mejorar a los personajes, a cambio de recibir información personal o fotografías íntimas o de índole sexual.

«El objetivo es captar la atención de la posible víctima y obligarlo a mandar dicha información, siempre con la promesa de que recibirán las bonificaciones prometidas. Incluso, estos usuarios invitan a sus víctimas a que continúen su conversación por canales ajenos al juego», indica un comunicado de la SSC.

Asimismo, estos videojuegos online facilitan el anonimato, pues los jugadores no deben llenar formularios con datos reales, siendo los nicknames lo que utilizan para identificarse. Bajo este contexto, la policía cibernética recomienda a los responsables de menores de edad estar al pendiente de que las apps y videojuegos sean acorde a la edad del menor.

De igual forma, revisar constantemente las interacciones con otros usuarios, principalmente en el caso de menores de edad. Reportar usuarios quienes infringen las políticas de uso a través de las herramientas; monitorear las publicaciones y actividades del menor con otros usuarios en redes sociales y foros de conversación, así como supervisar las conversaciones.

Aunque los videojuegos en línea cobraron aún más tendencia debido al confinamiento por la pandemia, conllevan riesgos cibernéticos, en especial para los usuarios menores de edad. Por ello, la policía cibernética también recomienda establecer un horario para el uso de dispositivos electrónicos y sensibilizar a los menores sobre los riesgos de enviar fotografías de índole sexual o hablar con desconocidos de temas personales o intercambiar información.