Continúan tensiones entre Trump y Biden por acusaciones de intervención de Rusia

Al acercarse cada vez más el 3 de noviembre para las elecciones de Estados Unidos, las tensiones entre Donald Trump y Joe Biden aumentan. Las más recientes declaraciones del actual presidente estadounidense afirman una nueva intervención de Rusia que apoyan a su contrincante, pero Vladimir Putin, presidente ruso, negó las acusaciones.

En uno de los más recientes debates transmitidos en cadenas estadounidenses, Trump afirmó Joe Biden aceptó al menos 3,5 millones de dólares (mdd) por parte del gobierno ruso. «Llegaron a través de Putin porque era muy amigable con el exalcalde de Moscú y fue la esposa del alcalde, usted obtuvo 3,5 mdd», fue la declaración. Aunque las declaraciones develarían una nueva intercepción por parte de Rusia, expertos y civiles coinciden en que se trata del caso donde supuestamente recibió el dinero el hijo de Biden, Hunter Biden, en 2014.

Sin embargo, no existen pruebas contundentes que comprueben este acto, aún cuando miembros republicanos del Senado publicaron una investigación sobre una transacción realizada entre Elena Baturina, esposa del exalcalde de Moscú Yuri Luzhkov, y una firma estadounidense, pero sin conexiones claras con Hunter Biden.

Por otro lado, Vladimir Putin negó saber algo sobre el tema: «Se sabe que Yelena Baturina estaba y puede estar involucrada, ni siquiera lo sé, en algunos negocios, y probablemente tuvo numerosos contactos comerciales, vínculos comerciales con sus socios extranjeros; si hay estadounidenses entre ellos, simplemente no sé nada al respecto», respondió el presidente durante una entrevista al programa Moscú. Kremlin. Putin.

Esta no sería la primera vez que se considera la intervención de Rusia en las elecciones, pues ya algunas agencias de inteligencia estadounidenses concluyeron una posible intervención rusa en las elecciones de 2016 donde Trump resultó presidente, el caso llamado RussiaGate. Hasta el momento, Biden -padre e hijo- así como Putin niegan saber del hecho o tener relación con la viuda del exalcalde de Moscú, pero las acusaciones permanecen.