Comunidad LGBT+ representa oportunidad de crecimiento de fuerza laboral y de consumo

En la nueva normalidad provocada por la Covid-19 existen grandes
expectativas y aprendizajes para los negocios y empresas
que se vieron
seriamente afectadas. Ahora, ante nuevas tecnologías y procesos, se necesitan
nuevas opciones y oportunidades, como apoyar y aceptar a empleados y
consumidores de la comunidad LGBT+, pues su discriminación tiene más pérdidas que ganancias. Los esfuerzos de la población LGBT+ por ser reconocidos y encontrar
aceptación en lugares donde antes no se tenía permitido su acceso ha llevado a
destacar la importancia que se tiene, incluso en el mundo de los negocios.
Según datos de la Federación Mexicana de Empresarios LGBT (FMELGBT), México
está perdiendo 80 mil millones de dólares al discriminar la fuerza laboral de
la comunidad
.

De acuerdo con César Casas, presidente de la FMELGBT, el producto
interno bruto (PIB) per cápita aumentaría 400 dólares por cada derecho
adquirido de una persona gay, lesbiana o bisexual
, y hasta mil 200 dólares de
ser trans. Se trata de una oportunidad desperdiciada no considerar a personas
con diferente género u orientación sexual para ocupar un puesto en alguna
empresa o negocio.

Actualmente la situación no es prometedora para la población LGBT+,
pues diversas son las denuncias en redes sociales por despidos injustificados o
las encuestas que lo demuestran: en la Encuesta sobre Discriminación por
motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género
del Consejo Nacional para
Prevenir la Discriminación
, el 50% de la comunidad económicamente activa no ha
podido ascender u obtener algún empleo, o en un estudio de la Alianza por la
Diversidad e Inclusión Laboral
(ADIL) al menos el 56% de las personas considera
necesario ocultar su identidad en el trabajo.

Sin embargo, existen muchos y diversos estudios que comprueban el
beneficio para las empresas y empleados LGBT+ de reconocer sus derechos y
apoyar a la comunidad
. Un estudio realizado en 2019 por la Universidad Amherst
de Massachusetts
, la Universidad Leiden y la Universidad Rutgers concluyó, la discriminación y exclusión de las personas LGBT+ en espacios de trabajo,
académicos y de salud representan pérdida de tiempo laboral, pérdida de
productividad, subinversión en capital humano y asignación ineficiente de
recursos humanos
, lo que llevaría a reducir la producción económica general y
el crecimiento directo.

Asimismo, también se ha demostrado la importancia de la comunidad
LGBT+ como consumidores: en el estudio de Nielsen llamado «Consumidor Mexicano
LGBT+»
se confirmó, el consumidor LGBT de 18 a 25 años llega a pagar hasta 20%
más por un producto de interés
y el 61% de los consumidores favorecerían a
negocios y productos que abiertamente apoyaran a la comunidad.

El sector LGBT+ representa una gran oportunidad para las empresas y
negocios
que necesitan capital humano o un nuevo sector de consumo, siempre y
cuando el apoyo sea sincero y congruente para la comunidad. Es posible que,
bajo una nueva normalidad, los negocios y empresas mexicanas sean LGBT+ friendly y permanezcan como tal.