Autoridad competencia México lleva a Suprema Corte controversia sobre sector eléctrico

La autoridad de competencia de México anunció el lunes que interpuso una controversia constitucional contra una reciente política del gobierno sobre el sector eléctrico, que consideró afecta de «manera grave» la estructura económica de la industria, y pidió fuera suspendida.

La nueva norma, divulgada a mediados de mayo por la Secretaría de Energía (Sener), da al Estado más poder para decidir quién puede generar electricidad y en qué cantidad, más presencia a la generadora estatal, la CFE, y fija nuevas reglas para las centrales renovables, entre otras cosas.

El organismo dijo que la nueva política compromete tanto el acceso abierto y «no discriminatorio» a las redes de transmisión y distribución, así como el de despacho económico de electricidad, que da preferencia a las energías menos costosas, como las renovables, para subir a la red.

Más tarde, la presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), Alejandra Palacios, dijo que el ente solicitó a la Suprema Corte suspender la política en tanto se pronuncia sobre la controversia.

«Si la política sigue en pie, puede generar daños irreparables al mercado a falta de competencia», afirmó Palacios en entrevista con Reuters.

Sobre el anuncio de la Cofece, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, dijo en su cuenta de Twitter que la confiabilidad y seguridad del sistema eléctrico «está por encima de cualquier interés económico público o privado».

Nahle y el presidente Andrés Manuel López Obrador han dicho que defenderán en tribunales las nuevas reglas del sector -luego de que empresas inconformes lograran algunas suspensiones- así como la facultad del Estado para establecer la política energética del país.

«Sí, tiene razón», dijo Palacios sobre el derecho de la Sener para fijar las normas de política energética. «Pero encima de la Sener está la Constitución», añadió la funcionaria.

No estuvieron disponibles de inmediato funcionarios de la CFE para comentar sobre la controversia.

Las disposiciones de la Sener se suman a otras del regulador del sector eléctrico, el Cenace, que a finales de abril, ordenó congelar el inicio de operaciones de nuevas plantas de energía renovable argumentando que su intermitencia amenaza la confiabilidad del suministro eléctrico nacional durante la pandemia del coronavirus.

Información: Reuters.