Activista laboral mexicana lucha contra inhabilitación de corte laboral, se escuda en nuevo TMEC

La abogada laboral mexicana Susana Prieto dijo el miércoles que apeló una orden judicial en el norteño estado Tamaulipas que le prohibió acercarse a un tribunal laboral, argumentando que viola un nuevo acuerdo comercial al impedirle luchar por los derechos de los trabajadores.

La prohibición de dos años y medio de la Junta Especial N° 6 de la Local de Conciliación y Arbitraje en Matamoros, que alberga docenas de fábricas que también surten a Estados Unidos, fue una condición para la liberación de Prieto la semana pasada, tras pasar casi un mes en la cárcel por cargos vinculados a una protesta sindical.

Prieto dijo que representa a 1,000 trabajadores fabriles en casos bajo revisión en la junta.

Su detención llevó a los líderes sindicales estadounidenses y a los legisladores demócratas a pedir la liberación de Prieto, citando el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC), que busca garantizar la independencia sindical y los derechos de los trabajadores en México.

«Los trabajadores de Tamaulipas se han quedado sin su defensora», dijo Prieto, fundadora de un sindicato independiente, en una conferencia de prensa. Agregó que un juez le prohibió volver al estado, aunque una declaración de la fiscalía de Tamaulipas sobre la resolución solo dice que se expulsó de la junta laboral.

Los trabajadores de Tridonex, una unidad de la firma estadounidense de autopartes Cardone Industries, protestaron frente a la misma junta laboral en marzo, exigiendo una nueva y mejor representación.

Las autoridades de Tamaulipas señalaron a Prieto por organizar al grupo, que dijeron que era violento, acusándola de haber cometido delitos contra servidores públicos. Prieto niega los cargos. Sus abogados presentaron una apelación el lunes para revocar la orden del tribunal.